"Es un punto de partida, y nada más. Si uno se pone a pensar en ella se transforma en otra cosa. Si pienso mucho en algo, descubro que siempre lo tenía ya completo en mi mente. ¿Cómo, pues, cabe esperar que continúe interesado en ello? Si insisto se convierte en algo diferente, porque algo diferente interviene en el proceso. Por lo que a mí se refiere, en cualquier caso, mi idea original ya no me interesa más, pues mientras la estoy realizando pienso en otra cosa. Lo importante es crear. Sólo eso importa; la creación lo es todo" P. PICASSO

jueves, 27 de junio de 2013

Los conocimientos de A.

El enriquecimiento se puede trabajar con proyectos, como lo hicimos con A., un chico de 2º de primaria con sobredotación con un bagaje cultural importante para su edad. Trabajamos un pequeño proyecto sobre romanos y, antes de empezar ya me habla de las legiones romanas, del Cesar, los gladiadores con sus gladius, y la formación tortuga, en la que los soldados se agrupan y protegen con sus espadas, es así seño. Y el pater familia tenía derecho sobre la vida y la muerte de los esclavos, y los patricios, y la sociedad romana, las torres de asalto y las de defensa. En ese momento me di cuenta de todo lo que había olvidado. A. preparó una maqueta de una torre de defensa usando caja, pinturas y el mejunje Artatac (hecho de cola blanca y papel higiénico), y preparó su texto para la exposición en clase. También sus compañeros y compañeras de su grupo de altas capacidades trabajaron en sus maquetas de edificios romanos y sus textos aunque no llegaban a tener sus conocimientos, su inmensa curiosidad ni su interés por comunicar lo que a él tanto le entusiasmaba.
A pesar de que A. tiene una lectura lenta y con dificultades para su edad, se pasa más de media hora leyendo sobre el tema en el ordenador sin perder el interés ni cansarse. También me recomendó  los reportajes de Exploradores de la Historia. Un encanto de chiquillo, como muchos.